Piscicultura confirmó el desove natural del pejerrey en diques

Desde la Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos informaron que la veda continúa en todos los espejos de agua de la provincia.

Ante las reiteradas consultas por parte de los aficionados a la pesca deportiva, desde la Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos del Ministerio de Desarrollo Productivo de Tucumán, a través de su área de Piscicultura, remarcaron que la veda a la actividad extractiva de Pejerrey se debe a que estamos ante un período extraordinario.

Si bien desde que se conoció la noticia circularon diferentes versiones sobre el tema, la Resolución N° 083 (SEDP) especifica que la medida fue tomada debido a la evolución de la época de reproducción del Odonthestes Bonariensis (Pejerrey) en los Diques Celestino Gelsi, Escaba y La Angostura, con el fin de resguardar el repoblamiento natural de la especie y facilitar el desarrollo de la Campaña 2023 en la provincia.

En esta línea, la encargada del área de Piscicultura de esta Dirección, Nadia Cirami, explicó que la determinación sobre la reciente veda se tomó, obligadamente, luego de realizar un monitoreo de la especie mencionada en La Angostura.

Y detalló: “La especie tiene, generalmente, dos periodos reproductivos en el año: de febrero a marzo, donde generalmente menos del 50% de las hembras están con huevos y, luego, entre octubre y noviembre donde el 100% de las hembras maduras produce descendencia. En la provincia, de acuerdo con los monitoreos realizados anualmente, sí se realizan los dos desoves pero el más importante o significativo es el segundo ciclo mencionado. En esta ocasión, el resultado es diferente, ya que se pudo constatar y determinar que más del 80% de las hembras se encuentra actualmente con huevos, en distintos estados de maduración”.

Según la especialista en la materia, la explicación técnica sobre este fenómeno que requiere el resguardo de la especie mediante dicha medida extraordinaria, se sintetiza en que las altas temperaturas dieron lugar a la maduración de la reserva de huevos y, por eso, se obtuvo un alto porcentaje de hembras en desove durante este primer periodo anual.

En este sentido, Cirami profundizó: “Desde la habilitación de la pesca de pejerrey en diciembre pasado, realizamos diariamente controles y monitoreos en el Dique, en principio para observar el establecimiento de las larvas y, luego, para verificar el estado sanitario y desarrollo de los mismos. Este año, a partir del mes de enero ya se pudo observar hembras con huevos, por lo que se intensificaron los monitoreos y, desde mediados de enero a mediados de febrero, diariamente se realizó presión ovárica de los ejemplares, utilizando los extraídos por pescadores, con lo que se pudo determinar que más del 80% de las hembras poseían huevos, otro mínimo porcentaje ya había desovado y que los machos ya estaban en condiciones para realizar la fecundación”.

En cuanto a la veda de pesca deportiva de todas las especies en ríos de la provincia (Res. N° 020 – SEDP), el área de Piscicultura explica, en este caso, que la demora en el ciclo reproductivo de las especies autóctonas se debe a causas naturales: “Se trata de especies que migran para poder desovar. La falta de crecidas de los ríos ha impedido que lo hagan, por lo que el desove natural está retrasado, se espera que el mismo evolucione durante el mes de marzo”, explicaron.

Todo lo anterior deja aclarados los motivos por lo que las mencionadas vedas se encuentran vigentes, descartando otras versiones extraoficiales que circularon durante los últimos días. Vale recordar que la restricción a las actividades extractivas se encuentra contemplada en la Ley Provincial Nº 6.292, la cual otorga las facultades necesarias a la DFFSyS para dictar este tipo de medidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *