Asesinaron a un joven en la puerta de la cancha de Newell’s y dejaron un mensaje para la barra

La víctima, identificada como Lorenzo Altamirano, recibió tres impactos de bala. Minutos antes del ataque, otras dos personas en moto balearon una seccional policial de Villa Gobernador Gálvez.

Un joven de 28 años fue baleado y asesinado este miércoles en la puerta principal del estadio de Newell’s y al lado de la víctima, identificada como Lorenzo Altamirano, dejaron un papel cuyo contenido estaba dirigido a un preso de la banda “Los Monos”, que sería uno de los presuntos jefes de la barra brava del conjunto rosarino.

Minutos antes del asesinato, dos personas en moto también balearon un patrullero estacionado en el frente de una comisaría de la ciudad de Villa Gobernador Gálvez y tiraron un cartel dirigido al mismo recluso que lidera el paravalancha de Newell’s.

Según informó Infobae, pasadas las 22 de este miércoles, mientras un grupo de socios de los “leprosos” cenaban en el sector del estadio donde están los parrilleros, frenó un auto negro –posiblemente un Renault Sandero–, bajó uno de los ocupantes e inmediatamente recibió tres tiros de una persona que estaba arriba del vehículo.

El fiscal Ademar Bianchini, que investiga el homicidio, ordenó medidas a la Agencia de Investigación Criminal para tratar de establecer si la víctima estaba secuestrada en el auto. Para eso, pidió relevar todas las cámaras de seguridad de la zona para identificar el auto usado y la ruta de fuga.

Al lado del cuerpo de Altamirano, la Policía incautó un papel con el siguiente mensaje: “Damián Escobar, Leandro Vinardi y Gerardo Góomez, dejen de sacar chicos del club para tirar tiros en Rosario”. Los dos primeros nombres son referenciados a presuntos laderos del líder de “Los Monos”, Ariel Máximo “Guille” Cantero.

Vinardi, según investigaciones del Ministerio Público Fiscal y el Ministerio Público de la Acusación, es el presunto jefe de una célula de “Los Monos” que opera principalmente en Villa Gobernador Gálvez y en la zona sur de Rosario. Además, es uno de los encargados de regentear la barra brava de Newell’s.

El crimen de Altamirano fue cometido frente a socios y parte de la barra que cenaban en las instalaciones del club. Y por si fuera poco, dejaron por escrito hacia quién estaba dirigido el ataque. Este episodio ocurrió horas antes de que Newell’s debute como local en la Liga Profesional de Fútbol. El equipo que dirige Gabriel Heinze recibirá a Vélez este viernes a las 20.

Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *