Embarazadas rusas: cayó banda dedicada al tráfico de migrantes y falsificación de documentos

El paquete incluía un sanatorio para el parto y documentación trucha para obtener la ciudadanía argentina en tiempo récord.

La Policía Federal desbarató en Puerto Madero una banda que traía a mujeres embarazadas rusas a tener a sus hijos en el país y les cobraba hasta US$ 35.000. El paquete incluía conseguirles un sanatorio para el parto y documentación trucha para obtener la ciudadanía argentina en tiempo récord.

Según informaron fuentes policiales y judiciales, los allanamientos realizados el pasado jueves buscaban información sobre un presunto negocio millonario para la obtención de documentación apócrifa para que las mujeres y hombres que llegan desde Rusia puedan radicarse o que obtengan la ciudadanía en tiempo récord a través del nacimiento de sus hijos.

Las fuentes informaron que se investiga una suerte de “gestoría” que se dedicaría al tráfico de migrantes y a la falsificación de documentación.
 
El jueves pasado personal de la División Asuntos Migratorios de la Policía Federal en conjunto con personal de inspectores del área de la Dirección de Control Migratorio de la Dirección Nacional de Migraciones realizaron un control sobre las personas de nacionalidad rusa que ingresaron al país ese día con el fin de verificar si se encontraban en el domicilio denunciado al momento del ingreso al territorio nacional, como así también controlar los datos aportados en la Declaración Jurada.

Así fue como los investigadores concurrieron al Hotel Sheraton, al Regente Palace, al NH Collection, al Aires Express y al Esplendor, todos hoteles ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, y se pudo comprobar que de los 30 ciudadanos rusos que registraron su ingreso al país solamente ocho se encontraban en sus domicilios.

Con esto, se pudo determinar que en su mayoría, las personas provenientes de Rusia aportaron domicilios a los cuales no iban a concurrir, por lo que se observa mala fe como así también el interés de evadir y evitar cualquier control de algún ente o autoridad.

Para los investigadores, con este accionar, “quedó demostrado (por parte de los supuestos turistas) que su intención es aprovecharse de los beneficios documentales (D.N.I/Pasaporte) que otorga nuestro gran país a todas las personas de bien que quieren residir de forma legal en el Territorio Nacional”.

El mismo día, la jueza federal María Servini, que tiene a cargo la investigación, solicitó allanar dos inmuebles de Puerto Madero donde viven los supuestos líderes de la presunta organización delictiva.

Uno de los allanamientos fue realizado en una torre de departamentos en Juana Manso al 500 y, el otro, en un edificio ubicado en Azucena Villaflor al 500. Durante los operativos se secuestraron notebooks, tablets, teléfonos celulares, documentación personal, documentación migratoria, certificados policiales y dinero en moneda extranjera (dólares y euros) y también moneda nacional.

La investigación, según confiaron las fuentes, comenzó tras la denuncia de una mujer en la División Denuncias de Delitos Federales de la Policía Federal, en la que advirtió sobre maniobras irregulares en el ingreso al país de ciudadanas rusas a punto de dar a luz, el nacimiento de ellos y el otorgamiento de trámites migratorios.

Tras una serie de averiguaciones, Servini solicitó los allanamientos, y ahora el análisis de lo secuestrado en los operativos.

Este viernes trascendió la noticia que seis mujeres provenientes de Rusia, y todas embarazadas, habían sido retenidas al arribar al país por presentar irregularidades en su documentación. Unas horas después, y según pudo saber la agencia NA de fuentes oficiales, 83 mujeres de Rusia también llegaron al país en vuelos que arribaron al Aeropuerto de Ezeiza, y 16 de ellas están embarazadas.

Al conocerse el ingreso de mujeres embarazadas al país, se supo también que desde el año pasado hay una causa penal abierta en el fuero federal que investiga qué hay detrás de la masiva llegada de ciudadanas rusas que vienen a parir, que crece de manera exponencial mes a mes.

Este viernes por la noche, el juez federal Luis Armella habilitó el ingreso provisorio al país de cuatro de las seis mujeres rusas embarazadas que habían sido retenidas en el Aeropuerto y que presentaron recursos de habeas corpus.

Unas horas antes de la habilitación judicial del ingreso al país, la titular de Migraciones, Florencia Carignano, dijo en declaraciones a la prensa, que el arribo de estas mujeres ocurrió mientras se desarrolla una investigación judicial sobre bandas “delictivas”.

NA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *