Un párroco impidió un femicidio en plena misa

Oscar Eduardo Casagrande primero comulgó y luego intentó apuñalar a su ex mujer, pero el religioso se interpuso y algunos fieles lograron quitarle el arma blanca antes que la apuñalara.

Un intento de femicidio se produjo en las últimas horas durante la celebración de una misa en una parroquia del partido bonaerense de Lanús, cuando un hombre se abalanzó sobre su ex pareja e intentó apuñalarla con una cuchilla de carnicero, luego de comulgarse.

Fuentes policiales revelaron que el hecho se produjo el fin de semana en la parroquia Nuestra Señora de los Trabajadores en la localidad de Villa Caraza.

El agresor, identificado como Oscar Eduardo Casagrande, se ubicó en la última fila de asientos de la parroquia y luego de comulgarse abordó a su ex pareja, Dolores Mirta Rolón, y sacó de una bolsa de nailon una cuchilla similar a la que usan los carniceros, con mango blanco, para intentar apuñalarla.

El párroco se dio cuenta del hecho y se puso delante de la mujer mientras otros fieles se le abalanzaron para quitarle el arma blanca, mientras el atacante también amenazaba al religioso.

Mientras tanto, la víctima presa de un ataque de nervios accionó el botón antipánico y rápidamente llegó al lugar personal de la comisaría Lanús 5ta. de la  Policía Bonaerense, que redujo a Casagrande y se lo llevó detenido por tentativa de femicidio y amenazas.

Rolón tenía botón antipánico porque ya lo había denunciado por violencia y hostigamiento una vez rota la pareja e incluso la Justicia había dispuesto una restricción perimetral, que venció porque la víctima no renovó.

Casagrande ya venía amenazando a su ex esposa, pero el entorno no creía que el sujeto pudiera llegar a hacer lo que finalmente hizo.

El jefe de Gabinete y secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, remarcó que “este fue un caso tremendo y si no hubiera sido por la intervención del cura y de los vecinos que estaban en misa hoy estaríamos hablando de otro femicidio en el país”.

“En Lanús hay repartidos casi 3.300 botones antipánico y estos hechos lamentablemente se repite mucho, por eso se da una gran cantidad de casos de femicidios en todo el país”, sostuvo Kravetz.

La comunidad católica del lugar quedó sorprendida y la noticia conmocionó hasta el Obispado de Avellaneda-Lanús.

La causa quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción número 8, especializada en violencia familiar y/o de género, del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús, a cargo de María Soledad Garibaldi. (NA)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *